Sabías Que? Embarazo Molar

El embarazo molar ocurre con una frecuencia de 1 cada mil gestaciones aproximadamente y corresponde a una situación de salud en la que el tejido que dará origen a la placenta comienza a desarrollarse de manera anómala.
Fuente: Normativa General Técnica Nº 119
El problema se inicia en la fecundación en dónde la información genética del huevo se encuentra errada. Se distinguen dos variantes de esta enfermedad; la mola hidatidiforme parcial y la mola hidatidiforme completa. En la mola completa ocurre un exceso de crecimiento del tejido placentario por esto el útero crece más aceleradamente que en el embarazo normal, generalmente no existe embrión o feto, se presentan sangramientos vaginales color ciruela y puede convertirse en un coriocarcinoma (cáncer invasor). En la Mola parcial o Incompleta se presenta un crecimiento uterino similar al de un embarazo normal, puede tener desarrollo de tejido embrionario o fetal malformado o restos de él y presenta algunas porciones de la placenta con crecimiento anormal. En ambos embarazos molares la hormona Gonadotrofina corionica, característica del embarazo, se encuentra elevada lo que puede provocar ciertas complicaciones para la madre como preeclampsia (alza de presión arterial a niveles críticos) e hiperémesis (vómitos frecuentes que obligan en algunos casos a hospitalizar).

Es por esto que desde el año 2011 y según la normativa de salud vigente en cuanto se confirme el diagnostico de un embarazo molar se toman las medidas correspondientes, se deberá estabilizar a la mujer y realizar la interrupción de la gestación vigilando a través de exámenes sanguíneos el descenso de la hormona gonadotrofina coriónica hasta que desaparezca para evitar cualquier complicación posterior.

Grupos abortistas usan la mola constantemente como argumento, sin embargo en Chile esta situación ya se encuentra resuelta con la normativa 119.

Fuente: Normativa General Técnica Nº 119 “Orientaciones técnicas para la atención integral de mujeres que presentan un aborto y otras perdidas reproductivas” Ministerio de Salud subsecretaria de Salud Publica Gobierno de Chile 2011

(Si quieres conocer la normativa completa sigue el siguiente enlace:  Normativa 119  )

Fuente: Enfermedad Trofoblástica de la Gestación. Revisión Fedro J Grases, Francisco Tresserra Casas Rev Obstet Ginecol Venez v.64 n.2 Caracas junio 2004

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *